De España a Cuba

La inmigración es la entrada a un país o región de personas que proceden de otro lugar y es la contrapartida del otro proceso migratorio, o sea, la emigración. El fenómeno migratorio forma parte de la historia de la especie humana y de otras especies de animales también, y se debe, sobre todo, al instinto de supervivencia que tenemos todos.

En la actualidad, muchos países cuentan con gran cantidad de inmigrantes, de hecho, cada vez es mayor la amalgama de nacionalidades que se encuentra en los habitantes de determinadas ciudades, como puede ser el caso de New York o Madrid.

A lo largo de los años, la inmigración española ha sido hacia diferentes países, tales como Alemania, Argelia, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México, Francia, y otras muchas naciones. Un país en la que dicha inmigración española data de siglos es la isla de Cuba, ubicada en el Mar Caribe.

Todo comenzó en el año 1492, con la llegada a la llamada Perla del Caribe del navegante, cartógrafo, almirante, virrey y gobernador general de las Indias al servicio de la Corona de Castilla, Cristóbal Colón, específicamente el 28 de octubre de dicho año. Más tarde, en 1511, el conquistador y quien sería el primer gobernador de Cuba, Diego Velázquez de Cuéllar, sería enviado a la Isla para formar el primer asentamiento español en territorio cubano.

1

Desde entonces, miles de españoles comenzaron a viajar hacia Cuba para vivir y, durante muchos años, para luchar al servicio de la corona española. De ahí que no sea extraño que muchos cubanos, por no generalizar, tengan sangre española en las venas gracias a sus ancestros.

Andaluces, asturianos, canarios, catalanes, castellanos y gallegos han llegado con el paso del tiempo a la Isla, en cuya capital, La Habana, se encuentra actualmente la mayor cantidad de españoles residentes en Cuba. De ahí que la cultura y tradición cubanas estén llenas de muchas costumbres españolas, desde la forma de hablar, hasta varias comidas típicas del país Europeo.

En fin, que gracias a la inmigración española hacia Cuba, ambos países poseen fuertes lazos en común, desde sanguíneos hasta culturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu