Desafortunadamente, cuando se lee sobre la historia de la formación étnico-cultural del pueblo de Brasil, se encuentra en la mayoría de los casos la omisión o el vago tratamiento del papel que desempeñó en dicha formación los inmigrantes españoles.

Mientras que inmigraciones como la italiana, la alemana, la japonesa, la árabe y, por supuesto, la portuguesa, fueron tema de cuantiosos y vastos estudios, la inmigración española no ha sido debidamente tratada, al menos no con el mismo interés que las otras.

Específicamente, estos inmigrantes españoles son los que participaron en el poblamiento de algunas zonas del Brasil Colonial, particularmente en el Sur, pero sobre aquellos que entraron en el llamado gigante suramericano desde finales del siglo XIX hasta los años setenta del siglo XX.

2

Respecto al período colonial de Brasil, durante la unificación de los reinos de España y Portugal, ocurrida entre los años 1580 y 1640, un grupo considerable de españoles, en especial soldados y aventureros, entraron en las regiones disputadas de Paraná, Santa Catarina, São Paulo y en las plazas fortificadas de la costa septentrional.

Es válido señalar que estos inmigrantes se integraron con rapidez en la sociedad luso-brasileña en proceso de formación, de ahí que no hayan dejado muchas huellas en la tradición y cultura de los pueblos.

Luego de la independencia de Brasil, la cifra de españoles que llegó a este país latinoamericano aumentó considerablemente, a tal punto que la presencia española en Brasil se sitúa como la tercera más numerosa, precedida por portugueses e italianos en el primer y segundo puestos, respectivamente.

La mayor afluencia de españoles que entraron en el gigante suramericano tuvo lugar entre los años 1880 y 1930, y entre ellos vale destacar el período 1905-1919, en el cual entró al país la mayor cantidad de españoles en la historia, al tal punto que superó el número de italianos que llegó a tierra brasileña.

Actualmente, muchos son los brasileños con ascendencia española, y la poca presencia de las tradiciones y cultura españolas se debe a la proximidad que existe entre ambos países, Brasil y España y, por tanto, la absorción de una cultura por otra. También el destaque de otros orígenes con mayor reconocimiento socio-económico, como los alemanes, italianos o portugueses, es otra causa. No obstante, la presencia española es innegable.

Previous post La sociedad española vista a través del cine
Next post Inmigrantes son mal vistos en los Estados Unidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú