Miniquad: un vehículo para el disfrute de todos

Muchas son las diferencias entre las sociedades de hace años atrás y las de hoy día. Y no solo en cuanto al desarrollo científico-técnico, transformaciones en el vestuario, o maneras de hacer arte, por citar al azar varios elementos, sino también en cuanto a la manera de pensar.

Hoy día las personas son más arriesgadas, más atrevidas, las mujeres se han emancipado y reclaman igualdad de derecho respecto a los hombres, las personas viven más el día a día. En fin que, en mi opinión, se vive a un ritmo mucho más rápido y vertiginoso.

Por ejemplo, hace años atrás el juguete de las niñas eran las muñecas, esas minimujercitas de madera, plástico, tela o procelana era el jugeuete ideal para las pequeñas, otros juguetes y juegos de más acción podían verse como inapropiados para las niñas, por ser estas del sexo femenino.

Sin embargo, hoy día esa actitud, posición, punto de vista o como se le quiera llamar, ha cambiado radicalmente. Ya las pequeñas juegan muchos juegos supuestamente destinados para los niños, como juegos con pelotas, otros que implican actividades físicas fuertes, y, por supuesto, los juguetes ya no son solo muñecas.

Una manera de diversión que las niñas disfrutan muchísimo es conducir un miniquad de los que venden tiendas como Tecnocio. Estos vehículos a primera vista pudieran parecer un poco toscos, inadecuados para que una pequeña juegue con ellos. Sin embargo, es todo lo contrario.

A pesar de ser los miniquads vehículo potentes, son ligeros y fiables, de ahí que puedan ser conducidos por las pequeñas –y los pequeños- sin ningún tipo de dificultad. Además, los miniquads cuentan con sistemas de cortacorrientes y mando a distancia que permiten un mejor aprendizaje y posibilitan el control de los padres sobre los vehículos, lo que garantiza la seguridad de las pequeñas conductoras.

1

Pasar un buen rato, lleno de diversión, adrenalina, en el que se van adquiriendo habilidades mediante la práctica de la conducciónm, es verdaderamente beneficioso para todos los pequeños, hembras y varones.

Tomar el riesgo y comprar uno, o sea, un miniquad, valdrá la pena. Eso sí, siempre garantizando la seguridad de los pequeños, lo que implica respetar las normas de velocidad y utilizar los dispositivos necesarios como el casco.

Siguiendo estas simples normas, las niñas se divertirán muchísimo y también aprenderán desde pequeñas a tomar riesgos y ser personas valientes y decididas, esas que no se limitan a determinadas actividades solo por su género.

Previous post Los grupos electrógenos, necesarios en hoteles
Next post Utilización de motocultores humaniza trabajo de inmigrantes

21 comentarios en “Miniquad: un vehículo para el disfrute de todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú